Escuela de Salamanca

La escuela de Salamanca se desarrolló en Europa durante el Siglo XVI.

Principales exponentes Escuela de Salamanca:

  • Martín de Azpilicueta
  • Melchor Cano
  • Diego de Covarrubias
  • Bartolomé de Medina (teólogo)
  • Tomás de Mercado
  • Luis de Molina
  • Domingo de Soto
  • Francisco Suárez
  • Gabriel Vázquez
  • Francisco de Vitoria

Durante el siglo XVI, a raíz de los problemas económicos generados en España tras el descubrimiento de América, un grupo de teólogos de la Universidad de Salamanca se dedicó a analizar los nuevos acontecimientos económicos y sus efectos, principalmente sobre la economía interna española; y lo hicieron con gran rigurosidad y genialidad.

En siglos anteriores, durante la Edad Media, todo el Desarrollo intelectual había estado al amparo de la Iglesia y, fundamentalmente, se regía por las ideas de Santo Tomás de Aquino. Pero una vez llegado el Renacimiento, la Iglesia perdió gran parte de su poder cultural; las severas doctrinas medievales, su gran rigurosidad académica y los temas morales de su análisis perdieron importancia e influencia. En materia económica, ya no importaba determinar si una Ganancia era legítima o si un precio era justo. Lo que valía ahora, para un sector creciente de la Sociedad, eran las opiniones de aquéllos que fomentaban el Comercio.

La Escuela de Salamanca surgió, por lo tanto, en una Europa nueva con las viejas ideas de Santo Tomás. Fue, en definitiva, la continuación de las ideas escolásticas en una Europa renacentista, donde lo que interesaba era incrementar la Riqueza de los nuevos estados nacionales. Esta Escuela fue fundada por el dominico Francisco de Vitoria (1480-1556), y tuvo como principales exponentes a Domingo de Soto (1494-1560), Luis de Molina (1535-1601), Juan de Mariana (1536-1623) y Martín de Azpilcueta (1493-1586).

Preocupados por la legitimidad de las operaciones bancarias, por la Inflación originada en España como consecuencia del descubrimiento de América y por los conflictos morales que se generaban entre los negocios y la doctrina de la Iglesia, elaboraron rigurosos análisis sobre distintos aspectos económicos.

La propiedad privada

La Escuela de Salamanca se destacó por su respaldo a la existencia de la Propiedad privada. Estos escolásticos —haciendo suyo lo que había expresado Tomás de Aquino varios siglos antes— consideraron que la propiedad privada era algo legítimo y muy necesario para el Desarrollo del Comercio. Por ejemplo, Domingo de Soto afirmaba que donde no hubiese división de Bienes se imposibilitaría la paz social, ya que nadie estaría dispuesto a realizar las ocupaciones más indignas o peligrosas. Ahora Bien, aclaraba que pese a que la Propiedad privada promueve la paz y la equidad, no logra erradicar todos los males de la Sociedad, ya que no anula la capacidad pecadora del hombre.

Terminada la Edad Media, la Escuela de Salamanca buscó proyectar el pensamiento escolástico en España.

Por su parte, Luis de Molina apoyó la defensa de la Propiedad privada que hizo De Soto, diciendo que si las tierras fueran comunes serían mal administradas y, lo que es peor, los poderosos explotarían a los más débiles. Juan de Mariana, en tanto, resumió genialmente en una frase lo que decían sus compañeros escolásticos: "Cuando un asno es de muchos, los lobos se lo comen".

La "teoría cuantitativa" en la Escuela de Salamanca

Después del descubrimiento de América, la llegada de gran cantidad de metales a España generó Inflación y carestía. Era la gran paradoja: el descubrimiento de abundante oro y plata tenían sumido a España en condiciones de Pobreza.

El dominico Martín de Azpilcueta o, como a él le gustaba llamarse, Doctor Navarrus, en alusión a su Tierra natal, Navarra, analizó los efectos monetarios que se estaban produciendo en su Tiempo y relacionó, por primera vez en la historia, la cantidad de Dinero en una economía con su nivel de Precios. Azpilcueta expresó algo muy básico para la economía actual, pero hasta ese momento nadie había reparado en ello: la abundancia de Dinero en una economía es lo que genera la inflación de los precios. Y la Inflación genera grandes males para la Sociedad.

Las primeras universidades se desarrollaron durante la Edad Media. Bajo los cánones de la Iglesia Católica se dedicaron a la investigación de diversos temas, siempre desde una perspectiva moral. Una vez finalizada esta época, a comienzos del siglo XVI, en la Universidad de Salamanca se generó una interesante reflexión económica en la Escuela que lleva su nombre, siguiendo los antiguos métodos escolásticos.

Así, la mayor genialidad de este profesor de Salamanca está en haber sido el precursor de la Teoría Cuantitativa del Dinero (ecuación desarrollada en el siglo XX por Irving Fisher bajo la identidad M x \/=P x Y, es decir, que la masa monetaria por la velocidad de circulación es igual al producto nacional por el nivel de Precios). Esta ecuación, que se ha convertido en uno de los pilares de la economía moderna, tiene —por lo tanto— su raíz primitiva en Azpilcueta. Además, el español hizo una de las primeras exposiciones del concepto de la preferencia intertemporal del Dinero, es decir, que a igualdad de circunstancias,

los Bienes presentes siempre se valoran más que los Bienes Futuros. Esta idea está en la base del concepto de Interés de la Escuela Austriaca del siglo XX, y es por eso que los economistas austriacos lo consideran uno de sus precursores.

El final de la Escuela de Salamanca

La influencia de la Escuela de Salamanca se extendió a Portugal, Italia y los Países Bajos. Sin embargo, ésta debió enfrentarse con un espíritu cada vez más hostil, principalmente porque sus miembros defendieron a ultranza la prohibición del préstamo con interés que había propiciado Tomás de Aquino. Los salmantinos lo consideraron una práctica inmoral en una Sociedad que —a diferencia de la Sociedad medieval de Aquino— requería del crédito para desarrollar el Comercio. Frente a los ataques, los escolásticos no fueron capaces de renovar sus métodos y rehusaron, además, aceptar los nuevos descubrimientos económicos propios del Mercantilismo (como la Balanza Comercial). De este modo, cayeron en total descrédito.

A comienzos del siglo XVII el ataque a los escolásticos fue insostenible y sus principios perdieron interés y terminaron desapareciendo. La Escuela de Salamanca no había logrado salvar al pensamiento escolástico medieval de su último destino.

eco-finanzas
Noticias y Destacados

¿Por qué los mercados chinos están cayendo? Explicado en simple - La pregunta es si esta es una fluctuación pasajera de las bolsas de valores del gigante asiático o hay razones más profundas...

CEPAL: cambio estructural con igualdad La CEPAL, ha propuesto colocar la igualdad en el centro de la discusión económica y social de la región y romper así el para...

OCDE la economía china superará a la de EEUU en 2016 La OCDE preveee un dramático cambio en el equilibrio de poder de la economía mundial durante el próximo medio ...

Chile tiene mayor movilidad social De acuerdo al Banco Mundial un 12% de los chilenos logró formar parte de la clase media entre los años 2003 y 2009, pero sigue ...

 
Noticias y Destacados